LUPERCALIA

vidente y tarotista en sevilla

Por Eva María Martín

Es la festividad que se celebraba en la Antigua Roma por estas fechas y estaba a cargo de los Lupercii. En este ritual pagano tenía lugar el sacrificio de un macho cabrío entre otros ritos con la finalidad de purificar e invocar a la fecundidad.

Qué significa Lupercalia

Empezaré por el significado de esta palabra. Lupercalia es un término de origen latino. Es muy probable que derive de lupus, «lobo», aunque tanto la etimología como su significado son oscuros. Si aceptamos este origen, la teoría sostiene que hace referencia al dios Luperco.

¿Cuándo se celebraba Lupercalia?

Lupercalia, o las fiestas de las Lupercales se celebraban entre el 13 y el 15 de febrero y era una jornada sagrada dedicada al dios Luperco. El nombre dado a la jornada era februatis dies que dará posteriormente nombre al mes de febrero y hace honor a los instrumentos de purificación llamados februa.

cuando es lupercalia

Esta festividad se relaciona con la actual celebración de San Valentín dado que tienen lugar en las mismas fechas.

El dios Luperco, protector de la naturaleza

Luperco es un antiguo dios de la mitología romana protector de los agricultores, recolectores y manadas de animales salvajes. Ayudó a la loba Luperca a cuidar de Romulus y Remus y de ello se constata que Lupercalia fuera una celebración que ayudaba a las mujeres en la fertilidad.

Inicialmente, a Luperco, se le identificó con el lobo del dios Marte (dios que, entre otros atributos, simboliza la sexualidad) y después con el dios de los bosques Fauno (Faunus lupercus, Fauno Luperco) y Silvanus. Finalmente, fue asimilado al dios Pan.

Como vemos, esto es una amalgama de sexualidad, naturaleza y fecundidad con la figura del lobo y seres con apariencia caprina en todo su esplendor siendo objeto de invocación a la purificación de los campos y la procreación.

La persona que instauró las Lupercales fue Evandro, rey de los Arcadios.

Lupercalia y la fiesta del lobo

En la antigüedad se creía que el nombre Lupercalia evidenciaba alguna conexión con la antigua fiesta griega de la Lykaia arcadiana: la fiesta del lobo (en griego: λύκος, lýkos; en latín: lupus). Estas eran unas fiestas arcaicas con un rito de paso celebradas en el monte Liceo donde cobra protagonismo el canibalismo y la transformación de los participantes en hombres lobo (licantropía, el más universal de los mitos de transformación).

También tiene cierta conexión con la adoración de Lycaean Pan, que se supone que es un equivalente griego de Faunus. De hecho, en el monte Liceo también había un santuario dedicado a Pan.

Justino describe una imagen de culto del «dios de Lycaean, a quien los griegos llaman Pan y los romanos Lupercus», como desnudo, excepto por una faja de piel de cabra.

El dios Luperco, protector de la naturaleza

Luperco es un antiguo dios de la mitología romana protector de los agricultores, recolectores y manadas de animales salvajes. Ayudó a la loba Luperca a cuidar de Romulus y Remus y de ello se constata que Lupercalia fuera una celebración que ayudaba a las mujeres en la fertilidad.

Inicialmente, a Luperco, se le identificó con el lobo del dios Marte (dios que, entre otros atributos, simboliza la sexualidad) y después con el dios de los bosques Fauno (Faunus lupercus, Fauno Luperco) y Silvanus. Finalmente, fue asimilado al dios Pan.

Como vemos, esto es una amalgama de sexualidad, naturaleza y fecundidad con la figura del lobo y seres con apariencia caprina en todo su esplendor siendo objeto de invocación a la purificación de los campos y la procreación.

La persona que instauró las Lupercales fue Evandro, rey de los Arcadios.

Rituales lupercales

Históricamente se realizaban diferentes rituales en Lupercalia. A continuación te cuento sobre algunos de los más famosos.

Sacrificio de un macho cabrío y un perro

Para estos ritos, sacrificaban un macho cabrío y un perro en la gruta del Lupanar. Los sacrificios de estos animales se realizaban de la misma forma que en otros rituales: se efectuaban libaciones preliminares para proceder después a inmolarlo simbólicamente en el llamado foculus.

A continuación, pasaban el cuchillo sacrificial sobre el cuerpo, desde la cabeza a la cola. Originalmente se realizaba degollando a la víctima, pero en el ritual clásico nos encontramos con la figura de victimario, quienes eran los sacerdotes encargados de esta tarea.

Hígado, pulmones y corazón, entre otras partes, eran las destinadas a los dioses y se quemaban sobre el altar. La carne se consumía por el sacrificador y sus compañeros en el culto privado y por los sacerdotes en los sacrificios celebrados por cuenta del Estado.

Purificación y fecundidad

Después, vestidos con piel de cabra, iniciaban una carrera de purificación en torno al Palatino. Durante la carrera golpeaban a los transeúntes con sus correas, fabricadas también con piel de cabra. Las mujeres se exponían a los golpes con la intención de obtener el don de la fecundidad, ya que estos rituales tenían esta función además de la purificación. Es importante tener en cuenta que tanto fecundidad como purificación son propias de las ceremonias celebradas de cara a año nuevo (el año terminaba en febrero).

ritos lupercalia

Se considera que se trata con seguridad de un complejo ritual arcaico en el que se detectan rasgos propios de una iniciación tipo Männerbund: una agrupación masculina con un sistema de lazos sociales de los antiguos pueblos germánicos. Por lo general son jóvenes varones sexualmente maduros que estaban habilitados para llevar armas a su propio culto y desempeñaban funciones sociales específicas.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en tus redes sociales.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en google
Google+
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
¿Necesitas Ayuda?